Una voz más grave significa mejor Sexo

Antes de explicar los ejercicios para mejorar la voz, vamos a hablar de la voz del hombre y su relación con la salud. ¿Sabías que algunos expertos pueden saber cuánta vitalidad sexual tiene un hombre tan sólo por escucharlo hablar? Todos hemos escuchado la voz débil y temblorosa de un hombre de edad avanzada. Desafortunadamente, cuando la voz de un hombre comienza a tener ese tono, es un signo seguro de que está ocurriendo deterioro físico. Déjame explicarte, pero tienes que leer esto con una mente abierta: Según las tradiciones Tibetanas, existe un vórtice de energía en la garganta, el cual controla las cuerdas vocales.

5 ejercicios para mejorar el tono de voz

Uno de los retos más importantes para la voz es hablar en público, pues es común que tengamos miedo a hacerlo. Con respecto a esto, mucha gente intenta mejorar su lenguaje corporal, su apariencia o incluso sus apoyos visuales, sin recordar que lo más importante está en el tono de voz, pues es el medio a través del cual transmitimos nuestras ideas. Para acabar con este miedo, existen muchas técnicas, pero lo más importante, es concentrarnos en mejorar la voz, dándole un tono y seguridad que nos permitirán expresarnos sin miedo a fallar, lo que a su vez nos ayudará a relajarnos y facilitarnos nuestra experiencia frente al público. Desde trabajar los resonadores hasta mejorar la respiración, muchas técnicas nos ayudan a mejorar el tono de la voz, pero algo que sin lugar a dudas es crítico para lograrlo es una buena dicción.  A continuación, algunos ejercicios muy sencillos y rápidos que podrán ser realizados en cualquier momento del día o como parte una rutina para mejorar la voz.

Cómo mejorar la voz a través de la respiración

Como sabemos, el elemento primordial de la voz es el aire, por lo cual la respiración es fundamental a la hora de mejorar nuestra producción vocal. Sea que necesitemos mejorar la voz para cantar o para hablar en público, la respiración es la base para emitir un sonido claro y natural por lo que debemos asegurarnos de que esté en las mejores condiciones posibles. Tener una voz débil y cansarnos al leer o hablar son síntomas de una falta de aire. Esto se corrige al realizar la respiración diafragmática, de manera que el diafragma soporte la columna de aire que resonará a través de las cuerdas vocales. Evaluación: Respira profundamente y lee este articulo en voz alta.

Cómo engrosar la voz: Ejercicio Ding-Dong

Ding, Dong. Este ejercicio es uno de mis favoritos, porque es de lo más rápido y sencillo, pero con él se obtienen resultados sorprendentes casi de inmediato. Es tan efectivo que es utilizado en la industria de la radio por locutores que necesitan una voz más grave. ADVERTENCIA: Esta técnica es muy eficaz, pero no se debe abusar de ella. Con ella se logra extender las cuerdas vocales para lograr rangos graves, por lo que debe hacerse SOLO UNA VEZ POR DÍA.

Cómo ser un buen orador o locutor

Cuando tenemos que hablar en público, nos preguntamos ¿Cómo ser un buen orador? Ser buen orador no se consigue de la noche a la mañana, sino que es el resultado de disciplina y entrenamiento constante, lo cual incluye respiración, ejercicios físicos, cuidados personales y un punto muy importante: leer en voz alta. La persona que tiene el hábito de leer unos minutos diarios en voz alta -de 5 a 15 minutos al día, en seis meses consigue sorprendentes resultados en su conocimiento general y su voz comienza a fortificarse, proyectándose con mayor claridad en los oídos de las personas que la rodean. A continuación, presento algunos elementos que se deben tener en cuenta para llegar a ser un buen locutor u orador. PRONUNCIACIÓN Significa emitir y articular sonidos para hablar. La buena pronunciación se logra articulando perfectamente y esforzándonos por tener una dicción impecable. Para lograr lo anterior, existen algunos ejercicios individuales que pueden ayudarnos, los cuales presento a continuación: Mover los labios en todas direcciones (izquierda, derecha, abajo, arriba, adentro, afuera) de manera exagerada. Pronunciar las siguientes sílabas, abriendo la boca y moviendo los labios: pa – pe – pi – po – pu  / pu – po – pi – pe – pa. Abrir la boca y sacar la lengua para a continuación, moverla hacia todas las direcciones repetidamente.  De manera clara, pronunciar: la – le – li – lo – lu / lu – lo – li – le – la. Aflojar y relajar la mandíbula por unos momentos, sin hacer algo en particular. Abrir la mandíbula lo más posible, para estimular su movimiento máximo. Usando una correcta respiración, pronunciar: laaaa – leeee – liiii – loooo – luuuu, alargando las vocales tanto como sea posible, con la mandíbula relajada. Los anteriores ejercicios pueden corregir problemas de pronunciación, lo cual es muy importante para dar claridad a nuestra voz. Deben ser practicados con constancia y dedicación, incluyéndolos a nuestra rutina diaria de ejercicios personalizada. PAUSAS Las pausas son de un valor incalculable, especialmente en los puntos y al cambiar de idea, tanto al leer como al hablar, puesto que ayudan a comprender y dar énfasis a lo que comunicamos. Los beneficios de un adecuado manejos de las pausas son: Nos permiten respirar con el diafragma. Demostramos nuestra confianza al expresarnos. Creando una expectativa, lo cual nos ayuda a manejar la situación. Un buen orador o locutor sabe exactamente cuando y cómo hacer una pausa, pues sabe que el mejor comunicador no es quien se expresa o lee más rápido, sino el que lo hace claramente y utiliza las pausas a su favor.